2721 Visitas desde 01/19/2010
Foros > 
Lotus 123
Admin



www.nuestra-gente.com
Jan 19, 2010 11:55:AM


La corporación Lotus fue fundada por Mitchell Kapor, un amigo de los desarrolladores de VisiCalc, el primer programa de planilla de cálculo de la historia. Lotus 1-2-3 fue originalmente escrito por Jonathan Sachs, quien ya había escrito el código fuente de dos pequeñas aplicaciones de ese tipo mientras trabajaba para la compañía Concentric Data Systems, Inc.

Para ayudar a ese crecimiento Lotus publicitó su producto por televisión en algunos países, entre ellos en el Reino Unido, siendo una de las primeras empresas desarrolladoras de software en utilizar ese medio de difusión.

Las rutinas de gráficos fueron escritas en lenguaje Forth por Jeremy Sagan (hijo de prestigioso y ya fallecido astrónomo Carl Sagan), mientras que las referidas a la impresión fueron codificadas por Paul Funk (fundador de Funk Software).


Se llegó a alegar que la versión original del programa había sido escrita por estudiantes de doctorado de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard (la Harvard Business School), quienes lo habrían vendido a Lotus por 200.000 dólares.


Sea como haya sido, Lotus 1-2-3 fue inicialmente lanzado al mercado el 26 de enero de 1983, y ya en ese mismo año comenzó a superar en ventas a VisiCalc. De hecho, durante ese año la corporación Lotus logró ingresos por 53 millones de dólares, los que virtualmente se triplicaron hasta los 156 millones al año siguiente. Ya para 1985 la compañía alcanzaría una cifra de aproximadamente 1.000 empleados, algo notable para una empresa que en ese entonces estaba básicamente especializada en el desarrollo de un único programa.


Lotus 123

Por varios de los años siguientes sería la principal aplicación de planilla de cálculo para el por entonces dominante sistema operativo MS-DOS.

El producto de Lotus se caracterizaba por tener pocos errores de programación (bugs), por lo que pronto adquirió una muy buena reputación debido a su solidez y estabilidad. Además, era notablemente rápido debido a que estaba enteramente programado en ensamblador (assembler) x86, lenguaje de programación que si bien es bastante engorroso de codificar, tiene una sintaxis muy cercana a la del repertorio de instrucciones (instruction set) del propio microprocesador. De hecho evitaba hacer uso de las relativamente lentas funciones de entrada/salida (input/output) de pantalla del propio MS-DOS, al escribir directamente en (el mapa de) las direcciones correspondientes a la memoria de video.

Esta confiabilidad en el hardware específico de la IBM PC (con plataforma Intel) llevó a que 1-2-3 fuese una de las dos principales aplicaciones utilizadas en las pruebas de compatibilidad de los clones que comenzaron a aparecer en el mercado a partir de los primeros años de la década de 1980 (el otro programa era Microsoft Flight Simulator, el cual se utilizaba para comprobar la compatibilidad gráfica de los clones)


Debido al hecho de que prácticamente el archivo de una planilla de cálculo debía estar residente en memoria en tiempo de ejecución, 1-2-3 también desencadenó la carrera por la instalación y el uso de más RAM, así como por el aprovechamiento de la ubicada por encima del tradicional límite de 640 kB de MS-DOS, ya sea de tipo expandida o extendida. De hecho, a la especificación de momento expandida se la denominaría LIM (Por las iniciales de Lotus, Intel y Microsoft). Este tema era tan importante para el programa que éste mostraba en la pantalla un indicador de memoria usada y libre en todo momento.

Las macros y add-ins (introducidas en la versión 2.0) contribuyeron en gran medida a la popularidad de 1-2-3, al permitir que docenas de proveedores externos de software ofreciesen paquetes adicionales que iban desde planillas de cálculo dedicadas (por ejemplo, especializadas en el manejo de finanzas) hasta capacidades de edición que por momentos hacían parecer al programa como un procesador de textos. De esa manera, en un sistema operativo no multitarea como el MS-DOS, 1-2-3 llegó a ser usado como una suerte de “entorno” de trabajo bastante completo.



La versión 2 introdujo macros, con una sintaxis y funciones similares en complejidad a la de un intérprete avanzado de BASIC, que incluía el manejo de expresiones del tipo string (cadenas de caracteres).

Las versiones posteriores soportarían el uso de varias hojas o planillas de cálculo en un sólo único archivo binario (como los posteriores libros o workbooks de Excel y los cuadernos de Quattro Pro), a demás de se reescritas en lenguaje C. Esto último permitió los tiempos de programación se acortasen bastante, dado que C es una suerte de lenguaje “intermedio” entre el ensamblador y los de alto nivel, incluyendo un manejo de la memoria tan directo como el assembler, pero con la versatilidad y hasta comodidad de los segundos.


RIVALES
El éxito rápidamente alcanzado por Lotus 1-2-3 pronto inspiraría a algunos imitadores que intentarían emular al producto. Uno de los primeros de ellos fue un software desarrollado por Mosaic Software denominado The Twin, escrito en el otoño boreal de 1985, básicamente en el poderoso y versátil lenguaje C. Luego aparecería el programa VP-Planner, el cual contaba con el apoyo de Adam Osborne. Estos programas no sólo podían leer aquellas versiones iniciales de los archivos binarios de 1-2-3, sino que también podían ejecutar la mayoría de las planillas que incluían macros, al usar una sintaxis similar en sus propios lenguajes de macros.

Lotus alegó que debía prohibirse cualquier programa que tuviese una estructura de menús y de “comandos” (commands) similares a la del suyo propio (y compatibles con él). Y aunque aquéllos no se habían considerado legalmente cubiertos antes, Lotus terminó ganando el juicio que le había entablado a Mosaic Software. Sin embargo, cuando la empresa inició otro juicio -esta vez contra Borland International- debido a la similitud que tenía con 1-2-3 la entonces nueva planilla de cálculo Quattro Pro, el tribunal estableció que no se trataba de una violación de derechos de autor, sino que simplemente se estaba en presencia de un sistema de menús compatible. En 1995 la Corte Distrital falló que los menús de opciones (command menus) son un “método de operación” no susceptible de ser registrado, de acuerdo a la sección 102(b) del acta de derechos de autor de los Estados Unidos. Por último, La Corte Suprema de los EE.UU., en su fallo del 16 de enero de 1996, asimiló la estructura de menús a la disposición de los botones de una videocasetera o VCR (Video Cassette Recorder): los de todas las marcas tienden a tener los mismos controles de ese tipo, por lo que, si se permitiese registrarlos por parte de una única empresa, se trataría de un serio impedimento para el desarrollo y diversidad del mercado.


DECLINACION
El avance de Microsoft Windows en el mercado de la computación personal claramente terminó afectando de manera negativa a Lotus 1-2-3. Mientras este programa seguiría anclado durante varios años más en el sistema operativo MS-DOS, la primera versión de MS Excel para PC (de 1987) pronto comenzó a recibir muy buenas críticas. La revista de informática estadounidense PC Magazine publicó una nota de tapa titulada Microsoft Excel: The best spredsheet ever? (“MS Excel: ¿La mejor hoja de cálculo de todos los tiempos?”). En el artículo en cuestión se indicaba que el por entonces nuevo producto (cuya primera versión para PC había debutado durante ese mismo año) era superior a Lotus 1-2-3 en veintidós puntos de veintinueve, empatando en siete de y no perdiendo en ninguno de ellos.


Y lo que tal vez resultaría ser peor, la decisión de Lotus Development Corporation de mantenerse leal al SO IBM OS/2 y su lentitud en sacar a tiempo una versión de 1-2-3 para la mucho más popular interfaz gráfica Microsoft Windows demostraría tener consecuencias fatales para la compañía. De hecho, durante unos tres años Excel sería el único programa de ese tipo disponible para Windows.

Dadas las condiciones anteriormente mencionadas, la cuota de mercado de Excel comenzó a crecer cada vez más a costa o expensas de la su rival, hasta llegar a superar a Lotus 1-2-3 de manera completa y aplastante con el paso de los años (pasando a acaparar, según se llegaría a estimar, hasta un 90% del market share junto a las otras aplicaciones del paquete de oficina Microsoft Office).


 Lotus Symphony, el en su momento planeado sucesor de 1-2-3, marcaría el ingreso de Lotus al anticipado mercado del denominado “software integrado”.

La idea era en expandir al relativamente rudimentario “todo en uno” Lotus 1-2-3 en programas integrados pero dedicados: una planilla de cálculo, un procesador de textos, un gestor de bases de datos, y un editor de gráficos (todos para el sistema operativo MS-DOS). No obstante, ninguno de esos programas, ni los que los heredaron -englobados en el paquete de oficina denominado SmartSuite- bajo la plataforma gráfica Microsoft Windows tuvieron el éxito esperado.

Para la versión 9 de Lotus SmartSuite (ya va por la 9.8), 1-2-3 ya había alcanzado en gran parte las capacidades de Excel XP y 2003. Incluso las versiones más actuales de Lotus 1-2-3 poseen algunas ventajas sobre Excel, como conectividad extendida de base de datos. Sin embargo, la notable falta de interés de público en general ha hecho que, durante los últimos años, la propia IBM (el actual desarrollador del producto) haya dejado en segundo plano el proyecto.

 

Nuestra Gente

Nuestra Gente

Enviar a un amigo Enviar a un amigo
Responder Comentar
Reportar Reportar
Compartir en Facebook Facebook



Te gustó el artículo ?
Si quieres comentar o expresar tu opinión puedes hacerlo aquí : Comentar este Artículo
Todos los escritos son con fines de informar, entretener y dar ayuda a la comunidad.

No. de Comentarios en este artículo : 0

Ver Comentarios